Top 5 sitios para descargar subtítulos | Y extras

El tan ansiado momento llega; es viernes por la noche, compraste unas Chips jalapeño y una Coca-Cola, tomaste tus precauciones y decidiste descargar la película (original, por supuesto) para no estar esperando que el dichoso circulito de «Buffering» complete setecientas vueltas y cargue correctamente el contenido de esa página que ya te ha quedado mal.

O es ese sábado tan especial en el que «El club del libro» de tu esposa coincide con la «noche de juegos» en casa del amiguito de tus vástagos, y como manifiesto de la divina providencia tienes un par de horas libres de gritos e interrupciones, y planeaste ver la vigésimo-quinta entrega de la saga que ya no te está gustando tanto pero disfrutabas antes de que Toretto se volviera un superhéroe.

O te tomaste el tiempo de descargar esa evidentemente horrible comedia romántica que tu interés amoroso mencionó mientras comían en el Sanborns, porque no está en Netflix y todavía no tienen la suficiente confianza para mandarse al demonio con sus «porquerías» mutuas.

Aviso: Ya lo dijo Britney: «Lo hice otra vez». Si llegas con prisa, scrollea hasta la Opción 1 (Subdivx); casi siempre funciona.

Se trate de esa película contemplativa que necesita toda tu atención, ese chick-flick insufrible, la más reciente obra de Bruce Willis para ver con tu clan de trogloditas, «La pasión de Cristo» para disfrutar en compañía del grupo de catecismo, de clavados, improvisación, macramé, o cualquier otra disciplina; estás por fin en la antesala de la película o serie que tanto tiempo has estado esperando. Tomas asiento, te arrellanas ceremoniosamente, das play, y después de 45 segundos de logotipos intrascendentes, se escuchan los primeros diálogos, y tus subtítulos ni por enterados.
Lo dejas pasar; piensas «ya se emparejarán«, pero se fueron un par de minutos, y nada; las frases corresponden a lo dicho hace una eternidad.
Ah, pero «pus si sí le entiendo, igual y ya mejor la veo así«, pero hmm, no es lo mismo… dura mucho, qué flojera… es de abogados; sufrimiento, acongoje, decepción.

«Busco los subtítulos rápido, a ver«, piensas ingenuamente. No sabes a dónde ir, buscas un top en Google pero, como siempre, le da prioridad a millones de anuncios de Viva Aerobús u Hotel Trivago; Bajas un poco más y agh, te entendió otra cosa y redirige a un foro sobre «Las chicas superpoderosas»; encuentras una web de subtítulos pero está lleno de emojis y títulos incomprensibles como «BRri AAC Xvi AC3 LCHD x264 DTS YTCS TMNT»; después, el top que encuentras tiene solo enlaces muertos o se nota que el creador no tiene ni idea y solo buscó ganar algunos clicks.
O peor aún, escribe una introducción de dos cuartillas (ansori).

Ya pasaron cuarenta minutos, se te entibió la Coca-Cola, llegaron tus tacos de Rappi pero te los mal comiste con desdén; dura dos horas, «Ya para qué la pongo, ya van a llegar los niños«, y una vez más las circunstancias te vencieron, y otra ocasión desperdiciada.

Si te has encontrado en uno de estos escenarios [o más (o todos)], estás en el post correcto.

Aquí (En Doble Diagonal) sí se habla del elefante en la habitación, o al menos se le hace referencia disimuladamente para eludir la censura de Google y que nos quiten de los resultados. Sé que existen muchas alternativas y que quizás alguien baje alguna película sin subtítulos por accidente desde un sitio como Hulu; digo, puede pasar, pero hay que ser sinceros.
Y no voy a justificar (sí lo hago) diciendo «¿Y qué pasa si quiero ver la nueva serie de Disney Plus, tengo dinero dispuesto para pagar el servicio, y aún no está disponible en mi país del tercer mundo?», «¿Acaso nosotros no contamos?», «¿O el que no tiene dinero no merece un pedazo del pastel?», «Ya pago Netflix pero no tienen lo que quiero ¿nunca es suficiente?», «¿Cuándo y cómo alguien trazó la arbitraria línea entre lo que es y no es de libre acceso?»; esos son temas para otro momento.

Si llegaste aquí es porque ya sabes casi todo lo que hay que saber.
Básicamente: Bahía del filibustero, u Corriente, y el reproductor VLC.

Hoy, compañeros, les traigo un pequeño top con los portales que mejor me han funcionado para bajar subtítulos personalmente -a diferencia de algunos que repiten como pericos o hacen gala del marketing de asociados (no voy a señalar)-.

Del mejor al peor:

«¿Y para qué quiero el peor?» me vas a preguntar, y yo te diré: «Yo que sé, así se hace, déjame en paz».

Opción 1: Subdivx.com

Este es sencillamente el portal para subtítulos por antonomasia.

Una comunidad gigantesca, más de medio millón de subtítulos, casi un billón (español) de descargas, y casa abierta para todos los viajeros que decidan sumar alguno que otro archivo de su autoría, si es que tuvieran que recurrir a fabricarlos manualmente -algo de lo que hablaremos al final del post-.
La página es algo arcaica pero muy completa; y puedes hacer tu sesión y ayudarla a crecer (como incluso he hecho con un par de subs; por si no me creían que era experiencia propia).

Solo debes ingresar el título de la película o serie en cuestión dentro del buscador, seleccionar la versión que posees, dar click en «bajar subtítulo ahora», otorgar permisos o crear sesión (es mucho más sencilla la segunda opción y te quitas para siempre de problemas; nunca le di permiso de nada), abrir el archivo Rar, extraer el SRT, y por último, indicarlo en tu reproductor de preferencia o ponerle exactamente el mismo nombre que el archivo multimedia, si tu reproductor es casi cualquier otro que no sea Windows Media Player.

Mira la galería explicativa:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pocas han sido las ocasiones en las que no encontré un subtítulo por acá, y la mayoría las adjudico a errores propios. Debes estar atento a que los títulos de lo que descargas coincidan con los de tus archivos; incluso habrá ocasiones en que no lo hagan y te preguntes si alguno de los demás servirá, pero tal vez alguien ya haya experimentado, y dejado en comentarios algo como: «También jalan para tal otra versión«, que podría ser la tuya, así que no olvides echar un vistazo y estar atento.

Así mismo, en ocasiones el buscador nativo podrá pasar por dificultades, pero se soluciona buscando en San Google: «título de tu película o serie+subdivx», y listo.

Pero…

Ya lo dijo el gran filósofo bikinenco:

«La vida es como un balde de virutas, excepto por cuando las virutas están en una olla, entonces es como una olla de virutas».

Y lo mismo aplica aquí.
Subdivx funciona siempre, excepto cuando no funciona.

Habrá días malos; es lo único que puedo asegurar. Este no es el tipo de página que se cae cada domingo, que la tiran por incumplimiento de políticas o leyes (pues no quebranta ninguna), o que permanece catatónica por meses; en absoluto. Pero a veces es necesario hacer ajustes o actualizar servidores, y es probable que una de cada veinte veces el portal te quede mal y esto se prolongue al menos unas largas horas; así que para ello, te dejo a los demás integrantes de la lista.

Opción 2: Tusubtitulo.com

Este sitio tiene una interfaz mucho más amigable, un buscador menos caótico, comunidad mucho más pequeña, y versiones sumamente específicas. No usa WinRAR, sino que te descarga los subtítulos directo en formato SRT; no agrupa todos los episodios de una serie, sino que los sube uno por uno, y quizá coincidan, quizá no; no es un foro tan abierto ni activo, pero en definitiva puede sacarte del apuro.

Si está en segundo lugar es porque cumple; pero el principal problema es este:

Mientras que en Subdivx puedes encontrar colecciones enteras para series o sagas con títulos claros y una eficiencia comprobada, en Tusubtítulo muchas veces los episodios están salteados, algunos tienen una versión y otros no, otros son versiones diferentes a las que dicen ser, o te salen en catalán, o estarán «en proceso», y habrá cuales simplemente ni aparezcan, como el caso de la imagen, donde se omite el primer capítulo, además del cuarto al sexto, o la segunda y cuarta temporadas; y probablemente podamos encontrar mil inconsistencias más si nos ponemos a investigar.

La única ventaja sobre la primera opción es que, con la ausencia de WinRAR y el no tener que hacer sesión u otorgar permisos, te ahorras algunos pasos, pero aunque habrá para quienes sí sea molestia, creo que no lo vale.

No es tan malo como parece, me ha servido, pero solo recurro a aquí cuando Subdivx pasa por mal momento.

Opción 3: Subtitleshub.net (a veces se llama diferente)

Esta es una de esas páginas donde la barrera del idioma es muy difusa. La web tiene tres veces más subtítulos en inglés, pero su segundo en el podio no es español, sino polaco. Aunado a esto, los usuarios más activos son italianos. Siempre aparecen cosas en rumano o ruso. Es todo muy extraño.

El buscador sí funciona, pero habrá ocasiones donde encuentres por ahí escondido algo que no apareció a pesar de tu esfuerzo. La verdad, es un laberinto incomprensible, pero si logras dar con lo que querías cumplirá sin problemas, y se facilita porque la mayoría de colaboradores colocan -bien- el nombre del archivo, como en Subdivx.

Sí usa WinRAR, no pone trabas para la descarga, y no parece tener anuncios molestos, pero el contenido está diseminado y no parece seguir una lógica.
Me ha funcionado algunas veces, pero no lo recomendaría más allá; habrá que preguntarle a los polacos.

Opción 4: Opensubtitles.org (también cambia de dirección)

Esta es una comunidad enorme, aunque va y viene.

Muchos de los subtítulos de Subdix están marcados con la leyenda de este sitio, pero cuando los buscas aquí, no aparecen. A veces el sitio cambia de nombre o de dirección; otras, te topas con sus versiones de imitación, pero nunca puedo distinguir cuál es la original (esta la guardé hace un tiempo y hasta ahora parece serlo).

El buscador arroja resultados que parecen aleatorios; así como muestra un «temporada siete episodio dos» te puede recomendar en seguida «temporada dos episodio cinco» y hazle como puedas. Pero tiene muchísimo material y siempre funciona en las versiones que dice que lo hace (cada archivo está correctamente nombrado).

Opción 5: TVsubtitles.net

Otro sitio en el que el español es apenas un relegado.
Primero inglés, francés, griego, portugués, húngaro (en serio), ruso, rumano y solo entonces nuestro olvidado lenguaje. Es un lugar donde al menos todo está bien ordenado; a veces las imágenes no coinciden, pero ya es ponerse quisquilloso.

Sí hay versiones con «todos los episodios», sí usan WinRAR, no piden ningún requisito para descargar, y facilitan todo con unas pequeñas banderas que, a menos que no conozcas tu propia patria, te ahorrarán varios minutos de búsqueda y frustración.

No había descargado de aquí (lo hice para este post) y la verdad es que solo por ello pongo este sitio hasta abajo de la lista, puesto que se nota bastante limpio y accesible.
El archivo bajó sin problemas, no me provocó un error fatal, y funciona ¿qué más puede uno pedir? Será cuestión de ponerlo a prueba con las distintas versiones y archivos, puesto que aquí solo tienen una disponible, y de cuál se trata, eso es un misterio.

Como diría Margarito: «Lo prometido es deuda».

¡Extras!

Si todavía estás por aquí es porque, o bien disfrutas de una -ya no tan- breve lectura insulsa, o sigues atorado buscando tus subtítulos y estás a cinco minutos de arrancarte el cabello.

Tal vez Subdivx está caído, tal vez el resto de sitios lo están, tal vez bajaste un archivo de video con un título diferente a los de todos los demás… cualquiera que sea el caso, la esperanza muere al último.

El último participante que les traigo el día de hoy y que funge como pilón en este pequeño top es:

Extra: SubShifter

Esta valiosísima herramienta -y no estoy siendo sarcástico-, es capaz de desplazar (en el tiempo) TODAS las líneas del subtítulo en un solo proceso, a fin de que, suponiendo que el archivo SRT que bajaste no funciona con tu versión de multimedia porque se retrasa o adelanta, simplemente tengas que ir a «Seleccionar archivo» (en la mitad izquierda de la pantalla de inicio), agregar o sustraer algunos segundos para que cuadre [con sus respectivos símbolos (+, -)] y dar al botón «re-sincronizar«, para que tengas un nuevo archivo corregido.

Ojo: De aquí no puedes descargar nada. La idea es ir a otra web, bajar el archivo de cualquier versión, y modificarlo.

Simplemente será cuestión de observar cuándo inicia el primer diálogo en el texto del SRT y cuándo lo hace en el video, después adelantar o atrasar todos los diálogos para que concuerden ¡y listo!

Por default el explorador de Windows no abre los archivos SRT, así que veamos desde el principio:

  • Click derecho sobre el archivo SRT
  • Abrir con…
  • Seleccionar «Bloc de notas» (se queda predeterminado).
  • Abrir archivo
  • Pensar «¿Cuánto lo adelanto o atraso?» (ahí nadie te puede ayudar).

  • Ir al sitio SubShifter
  • Seleccionar archivo
  • Subes el SRT
  • Escribes + o -, según conveniencia (aquí puse +3.5 segundos)
  • «Resync!»

  • Te descarga un nuevo archivo
  • Lo seleccionas en tu reproductor
  • Te sientas
  • Abres tus papitas
  • Te quedas dormido a la mitad

Y ahora sí, ya tienes tus subtítulos personalizados, solo crea tu sesión en Subdivx, nombra correctamente tu archivo, especifica en qué versiones funciona, y haz crecer la comunidad (aquí no hay favoritismos, eh).

Subshifter también se puede utilizar para alterar por fragmentos, pero eso casi nunca es necesario; normalmente solo hace falta la sincronización con un primer diálogo.

Otro extra: Sincronización nativa en VLC

Aquí no hay mucho más que explicar, solo presiona en «efectos y filtros» o busca el botón con las tres palanquitas, ve a «sincronización», e introduce la cifra que haga falta para tu caso específico.

Francamente esta función la descubrí por accidente, pero junto con la sincronización de pista de audio, me parece de lo más útil. Sé que la opción se incluye en el programa VLC para PC, Xbox One y Android, aunque en esta última no lo he usado nunca. Si no funciona en smartphone solo busca otro reproductor, que hay de sobra.

Ah sí, me olvidaba; si quieres que tu reproductor reconozca el archivo de subtítulos automáticamente, solo nómbralo exactamente igual que el archivo multimedia. No hay más.

Y, problema resuelto

Ahora sí, ya deberías tener tu archivo perfectamente sincronizado; prácticamente es imposible que se te presente otro inconveniente, y ahora que sabes cómo funciona un archivo SRT en su versión de texto, puedes editar todos los diálogos bajo cualquier concepto, e incluso agregarle tu nombre como autoría, si por alguna extraña razón lo llegaras a requerir.

Espero que este post logre sacarte de algún apuro y puedas tener esa tan merecida experiencia a la que todos los demás parecen oponerse. Si sabes de alguien a quien le vendría bien este post, no dudes en pasárselo, que para eso está.

Les dejo el GIF porque no encontré dónde meterlo:

Muchas gracias por leer, y aprovecho para dejar por aquí constancia de que Doble Diagonal llegó hace un par de semanas a las ¡100,000 visitas! le extiendo la mano a todos esos peregrinos que se pasan por aquí y, aunque no comentan mucho, hacen acto de presencia; es bueno saber que alguien lee mis humildes desvaríos. Ya váyanse a ver su película, pues.

Top 5 sitios para descargar subtítulos | Y extras

Osman AT

Anuncio publicitario

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s